TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE GUSTO UN ARTICULO, COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES TWITTER O FACEBOOK

trabajemos por una mejor matríz energética en chile

viernes, 9 de agosto de 2013

BIOCOMBUSTIBLES UNA OPINIÓN RESPETABLE

Reforma energética y biocombustibles

8 Agosto, 2013 - 22:50
CREDITO: 
Gabriel Quadri de la Torre

Antes de la Revolución Industrial, el energético primario fundamental para la humanidad era el Sol a través de la fotosíntesis llevada a cabo por las plantas. Se trataba de energía difusa colectada o cosechada en grandes extensiones territoriales. Millones de hectáreas de bosques fueron diezmadas por ello en Europa, Asia y América en tándem con la agricultura y el pastoreo. Un ejemplo cercano fue Teotihuacan, cuya civilización hizo desaparecer vastos bosques de encinos para el cocimiento del estuco con el que se recubrían pirámides, templos y calzadas. Teotihuacán se apropió masivamente de la Productividad Primaria Neta (PPN) ofrecida por las plantas, acto que muy probablemente selló su colapso. Muchas otras civilizaciones siguieron esta ruta: mayas clásicos y pascuenses, entre ellas. El contexto actual es inquietante: la agricultura y la ganadería, esencialmente, hacen que la humanidad se apropie de más de la mitad de toda la PPN de la tierra, dejando cada vez menos margen para el desarrollo y supervivencia de otras especies y ecosistemas.

Los combustibles fósiles vinieron al rescate; el carbón inglés, hacia finales del siglo XVIII, y el petróleo estadounidense en Pensilvania a mediados del XIX. Se trata, en esencia, también de fotosíntesis, pero acumulada a lo largo de cientos de millones de años y forjada en hidrocarburos por tiempos y fuerzas de escala tectónica. Ofrecen energía concentrada, de muy alta densidad y calidad, con sólo impactos puntuales sobre el territorio y, por tanto, sobre la PPN del planeta (a excepción de la barbarie petrolera canadiense de arenas bituminosas). Ciertamente, no son renovables, pero su abundancia ha superado toda expectativa, habiendo silenciado a quienes pronosticaban su agotamiento: Hubbert y el punto del Peak Oil... La breve edad del petróleo fenecerá no por escasez, como tampoco (ya lugar común) llegó a su fin la Edad de Piedra por escasez de piedras. Imperativos de lucha contra el cambio climático, eficiencias crecientes y asombrosas, las energías renovables (solar fotovoltaica, eólica), el gas natural de lutitas, y la energía nuclear terminarán con ella durante el siglo XXI. Desde luego, no serán los biocombustibles de origen agrícola los que la racionalidad más elemental debe llevarnos a descartar cuanto antes.

La bajísima densidad territorial de los biocombustibles líquidos agrícolas (etanol, biodiésel) los delata de inmediato: apenas 1 watt por metro cuadrado en promedio; en los combustibles fósiles, este parámetro es hasta 1,000 veces mayor. El significado es rotundo: producir energéticos líquidos a partir de la fotosíntesis requiere de monocultivos gigantescos y una apropiación muy extensa del territorio y de su PPN. Brasil, que se ostenta en el mundo como primera potencia y epítome de eficiencia en etanol, destina más de ¡8 millones de hectáreas! a producir un volumen de etanol equivalente a la mitad de la gasolina demandada en México.

Para dimensionar la brutal competencia por la tierra que implica, digamos que esta área es 30% mayor que toda la superficie agrícola bajo riego, e igual a la tercera parte de toda el área usada por la agricultura (riego y temporal) mexicana. Más aún; el cultivo de caña de azúcar (buena parte para etanol) en Brasil consume 80,000 millones de metros cúbicos de agua al año, volumen semejante a ¡toda el agua utilizada en nuestro país! en riego agrícola, uso industrial y urbano. El absurdo es evidente. Significa retroceder al patrón de producción de energía previo a la revolución industrial, basado en la fotosíntesis y en una ocupación delirante del territorio, en menoscabo de la conservación del agua y la biodiversidad, así como de la producción de alimentos en el escenario de presiones demográficas sin precedente. Debe aprovecharse la reforma energética para conjurar esta locura.

www.gabrielquadri.blogspot.com

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile