TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO SI TE GUSTO UN ARTICULO, COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES TWITTER O FACEBOOK

trabajemos por una mejor matríz energética en chile

domingo, 21 de agosto de 2011

Es posible que todo el consumo de fuentes renovables para el 2030?

Es posible que todo el consumo de fuentes renovables para el 2030?

  • 2
    2
    2
    2
    2
    2
    2
    2
    2

La receta consistió en la construcción de cuatro millones de aerogeneradores de 5 MW, 1.700 millones de cubiertas fotovoltaicas de 3 kW, 90.000 centrales solares de 300 MW (incluyendo tanto fotovoltaicas como de termosolar), más una pequeña porción de geotérmica, energía de olas y de las mareas.

Los cálculos dejan de lado la biomasa (por cuestiones de contaminación y ocupación del territorio) y la energía nuclear, así como todas las energías no renovables. Los aerogeneradores son más grandes que los que operan actualmente, aunque ya se han construido algunos parques eólicos con aerogeneradores de 5 MW.

El plan de los autores exige 3,8 millones de grandes aerogeneradores de 5 MW, 90.000 centrales termosolares y fotovoltaica, y numerosas instalaciones de geotérmica, mareas y techos fotovoltaicos en todo el mundo.

El coste de generar y transmitir la energía sería menor que el coste proyectado por kilovatio-hora de combustibles fósiles y energía nuclear. Escasez de algunos materiales especiales, junto con la falta de voluntad política, aparecen como los grandes obstáculos.

La energía nuclear, el carbón con captura de CO2 y el etanol eran las opciones peores, así como el petróleo y el gas natural. El estudio también descubrió que los vehículos eléctricos con baterías y de combustible de hidrógeno, podrían en gran medida eliminar la contaminación en el sector del transporte.
Nuestro plan necesita millones de aerogeneradores, instalaciones hidroeléctricas y solares, tanto fotovoltaicas como termosolares. Los números son grandes, pero no es la escala un obstáculo insuperable, nuestra sociedad ya antes ha conseguido masivas transformaciones. Durante la segunda guerra mundial, los Estados Unidos terminó adaptando fábricas de automóviles para producir 300.000 aviones y otros países produjeron 486.000 aviones más. En 1956, Estados Unidos comenzó la creación del sistema estatal de autopistas, que 35 años después se extendieron a 47.000 millas, cambiando el comercio y la sociedad.
Es posible transformar los sistemas de energía del mundo? Podría realizarse en dos décadas? Las respuestas dependen de las tecnologías escogidas, la disponibilidad de materiales críticos y de factores económicos y políticos.

Las energías renovables proceden de fuentes seductoras: viento, que también produce olas, agua, que incluye la energía hidroeléctrica, mareas y geotérmica (agua calentada por rocas calientes ); solo, que incluye energía fotovoltaica y la solar termoeléctrica que focalizan la luz del sol para calentar un fluido que impulsa una turbina para generar electricidad. Nuestro plan incluye sólo las tecnologías actualmente en operación o que están cerca hoy de la producción a gran escala, en lugar de aquellas que puedan necesitar 20 o 30 años de preparación a partir de hoy.
Para asegurar que nuestro sistema energético permanecería limpio, consideramos sólo las tecnologías que tienen casi cero emisiones de gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos durante todo su ciclo de vida, incluyendo la construcción, operación y desmantelamiento. Por ejemplo, cuando se queman en los vehículos, incluso la mayoría de las fuentes de etanol ecológico crean contaminación del aire que provoca el mismo nivel de mortalidad que cuando se quema gasolina. La energía nuclear produce hasta 25 veces más de emisiones de dióxido de carbono que la energía eólica, cuando se consideran la construcción y el enriquecimiento del uranio y su transporte. La captura de carbono y su tecnología de secuestro pueden reducir las emisiones de dióxido de carbono de las centrales térmicas, pero aumentará la emisión de sustancias contaminantes del aire y se extenderá a todos los otros efectos nocivos de la minería, transporte y procesamiento del carbón, porque se ha de emplear más carbón para atender la demanda energética de las etapas de captura y almacenamiento. Asimismo, consideramos sólo las tecnologías que no presenten eliminación de residuos o riesgos de ser utilizadas por el terrorismo.
En nuestro plan, WWS suministrarían la energía eléctrica para calefacción y el transporte (industrias que deberían renovar si el mundo tiene alguna esperanza de frenar el cambio climático). Hemos asumido que más combustibles fósiles (de calefacción así como hornos y estufas) pueden ser reemplazados por sistemas eléctricos y más vehículos de transporte de combustibles fósiles se pueden sustituir por vehículos eléctricos de baterías y pilas de combustible. El hidrógeno, producido por electrólisis con electricidad de WWS, alimentaría las pilas de combustible para producir electricidad en la industria y se emplearía en los motores de los aviones.

Hoy en día la potencia máxima que se consume en el mundo en cualquier momento dado es de aproximadamente 12,5 billones de vatios (teravatios o TW), de acuerdo con la información de energía de la agencia EIA de EEUU. La agencia prevé que en 2030 el mundo exigirá 16,9 TW de potencia debido al aumento de población y el nivel de vida global, con aproximadamente 2,8 TW en Estados Unidos. La mezcla de fuentes prevista sería similar a la de hoy, y dependería en gran medida de combustibles fósiles. Si, por el contrario, el planeta estuviera totalmente movido por WWS, no habría quema de combustibles fósiles o biomasa, y se produciría un ahorro en el consumo de energía primaria. La demanda global de energía se reduciría a sólo 11,5 TW, y la demanda de los EE.UU. sería de 1,8 TW. Este descenso se produce porque, en la mayoría de los casos, la electrificación es una forma más eficiente de utilizar la energía. Por ejemplo, sólo entre un 17% y 20% de la energía existente en la gasolina se transforma en energía mecánica para mover el vehículo (el resto se desperdicia como calor), mientras que del 75 al 86% de la electricidad entregada por su batería a un vehículo eléctrico, se transforma en movimiento. Hay que pensar también en que en la producción de electricidad mediante centrales térmicas, más del 60% de la energía del combustible se pierde en forma de calor que en la atmófera. Lo mismo sucede en el transporte donde todos los motores son térmicos.
Aunque la demanda aumentara a 16,9 TW, las fuentes WWS podrían suministrar esta energía, de hecho el potencial de suministro de las energías renovables es enorme. Estudios detallados realizados por nosotros y otros indican que la energía potencial del viento, en todo el mundo, es aproximadamente 1.700 TW. La Solar, fotovoltaica y termosolar, alcanzaría los 6.500 TW. Claro que, el viento y sol en los mares abiertos, sobre las montañas altas y en todas las regiones protegidas no estarían disponibles. Si restamos estas áreas y otras donde hay poco viento, aunque nos quedaríamos con 40-85 TW para el viento y 580 TW para la energía solar, muy por encima de cualquier demanda futura. Actualmente sólo generamos 0,02 TW de energía eólica y 0.008 TW de energía solar. Como se ve estas fuentes contienen una cantidad increíble de potencial sin explotar.
Las otras tecnologías WWS ayudarían a crear un sistema flexible y una amplia gama de opciones. Aunque todas las fuentes renovables se pueden ampliar en gran medida, en la práctica, la potencia de las ondas sólo se pueden extraer en las zonas costeras. Muchas fuentes geotérmicas son demasiado profundas para ser explotadas desde el punto de vista económico. Y aunque la hidroeléctrica ahora supera todas las otras fuentes WWS, la mayoría de los grandes embalses adecuados ya están en explotación. El PLAN: Se necesitan centrales de energías renovables

Claramente, hay suficientes energías renovables aprovechables. ¿Cómo podemos hacer la transición a una nueva infraestructura para proporcionar el mundo 11,5 TW? Hemos optado por una mezcla de tecnologías destacando la eólica y la solar, con cerca de 9% de la demanda suministrada por hidroeléctrica. (Otras combinaciones de viento y solar podrían ser igualmente adecuadas).
La Eólica suministraría el 51 por ciento de la demanda (5,75 TW), proporcionada por 3,8 millones grandes turbinas eólicas (cada una de aproximadamente cinco megavatios) en todo el mundo. Aunque cantidad puede parecer enorme, es interesante observar que el mundo fabrica 73 millones de coches y camiones ligeros cada año. Otro 40 por ciento de la energía provendría de energía fotovoltaica y plantas de energía termosolares de concentración. La fotovoltaica suministraría el 30 por ciento. Aproximadamente serían necesarias 89.000 plantas fotovoltaicas en el tejado y suelo, así como centrales solares termoeléctricas de concentración con un promedio de 300 megavatios cada una. Nuestra mezcla también incluye a los 900 centrales hidroeléctricas en todo el mundo, el 70 por ciento de los cuales ya están instaladas.
Sólo aproximadamente el 0,8 por ciento de la potencia eólica arriba mencionada (5,75 TW) está instalada en el día de hoy. Para darse una idea de la superficie ocupada por todas las turbinas del mundo, es decir, 3,8 millones de aerogeneradores, ocuparían menos de 50 km2 (menor que la superficie de Manhattan). El espacio que ocuparían podría utilizarse, pero para la agricultura o la ganadería extensiva. Las plantas de energía fotovoltaica instalado en el suelo y las plantas de energía solares concentradas ocuparían cerca del 0,33 por ciento de las tierras del planeta. La creación de estas plantas supone una amplia infraestructura que llevará tiempo. Pero también se necesitó para construir el actual sistema con sus centrales y redes. Y recuerde que si seguimos con combustibles fósiles, la demanda 2030 aumentará a 16,9 TW en vez de los 11,5 TW, que requerirán unas 13.000 nuevas instalaciones de térmicas de carbón o gas natural, que a su vez ocuparían mucho más terreno , así como la minería y gasoductos para suministrar.

El obstáculo de los materiales

La escala de la infraestructura WWS no es una barrera. Pero unos pocos materiales que se necesitan para construirla, podrían escasear o estar sujetos a la manipulación de precios.
Hay suficiente cemento y acero para los millones de turbinas eólicas y ambos productos son totalmente reciclables. Los más problemáticos materiales pueden ser metales de las tierras raras como neodimio utilizados en cajas reductoras de las turbinas eólicas. Los fabricantes se están moviendo hacia turbinas gearless, por lo tanto esta limitación puede llegar a ser discutible.
Las células fotovoltaicas dependen del silicio amorfo o cristalino, cadmio, teluro, o seleniuro de cobre indio y sulfuro. El limitado suministro de telurio y indio podría reducir las perspectivas de algunos tipos de las células solares delgadas, aunque no por todos, los otros tipos de podrían llevar a ocupan el espacio no utilizado. La producción a gran escala podría ser restringida por la plata que requieren de células, pero se podría hacer frente a esto en encontrar maneras de reducir el contenido de plata. El reciclaje de partes de las células viejas podría mejorar también las dificultades de materiales.
Tres componentes podrían representar desafíos para la fabricación de millones de coches eléctricos: tierras raras para motores eléctricos, litio para baterías de iones de litio y platino para las pilas de combustible. Más de la mitad de las reservas del mundo de litio se encuentran en Bolivia y Chile. Esta concentración, combinada con la rápida y creciente demanda, podría elevar los precios significativamente. Más problemático es el aviso dado por Meridian Internacional Research que no hay suficiente litio económicamente recuperable para construir el número de baterías necesarios en una economía global de vehículos eléctricos. El reciclaje podría cambiar la ecuación, pero la economía de reciclaje depende en parte si se realizan las pilas con fácil reciclado en mente, un problema del que la industria es consciente. El uso a largo plazo de platino también depende del reciclaje, las actuales reservas disponibles podrían mantener la producción anual de 20 millones de pilas de combustible para vehículos, junto con los usos industriales existentes, al menos para 100 años.

Una nueva infraestructura debe proporcionar energía al menos tan fiable como el infraestructura existente. Las tecnologías WWS generalmente sufren menos tiempo de parada que las fuentes tradicionales. Las centrales de carbón de EEUU están, de media, un 12,5% sin conexión al año para el mantenimiento programado y no programado. Los aerogeneradores modernos tienen un tiempo de parada de menos del 2 por ciento en tierra y menos del 5% offshore. Sistemas fotovoltaicos también están parados menos del 2 por ciento. Además, cuando una turbina eólica, solar o inversor no funciona, sólo una pequeña parte de la instalación se ve afectada y su pérdida supone una pequeña fracción de la producción, cuando pierde la conexión una planta de gas natural o carbón, o nuclear, se pierde una gran parte de la producción.
El principal reto de los WWS, es que el viento no siempre sopla y el sol no siempre brilla en una ubicación determinada. Los problemas de intermitencia pueden ser mitigados por un equilibrio inteligente de fuentes, como la generación de base con geotérmica o con olas y mareas o el almacenamiento de la sinergias. La eólica es a menudo abundante por la noche cuando no hay sol, o la solar para el día cuando puede no haber viento. Otras veces una fuente fiable como la hidroeléctrica puede conectar o desconectar rápidamente para satisfacer la demanda pico o disminuir la oferta. Igualmente en caso de disponer de bombeo se puede almacenar. Otro ejemplo: parques eólicos que están a 100 a 200 millas de distancia pueden compensar horas de cero potencia de otros parques eólicos que no tienen viento. También es útil la interconexión de fuentes geográficamente distantes que pueden apoyar una a la otra, la instalación de contadores eléctricos inteligentes en hogares que recarguen automáticamente los vehículos eléctricos cuando la demanda es baja o entreguen energía eléctrica a la red cuando estén cargados y parados. Es muy alentador la aparición de sistemas de almacenamiento de electricidad para compensar las fluctuaciones de producción de las fuentes renovables intermitentes. A este respecto hay que reseñar el almacenamiento por sales y otro métodos en las plantas solares termoeléctricas, actualmente ya en operación.

La combinación de fuentes WWS en nuestro plan suministrarían de forma fiable en el sector residencial, y los sectores comerciales, industriales y de transporte. La siguiente pregunta es: ¿sería rentable hacer el cambio, en comparación con el sistema actual de combustibles fósiles? . Para cada tecnología se ha calculado cuánto costaría a un productor generar energía y transmitirla a través de la red. Se han incluido el coste anualizado de capital, terrenos, operación y mantenimiento, almacenamiento de energía para compensar las desviaciones del suministro intermitente, y la transmisión. Hoy en día el coste de la eólica, hidroeléctrica y geotérmica son menos de siete 7 céntimos de dólar por kilovatio-hora (¢ / kWh); marina y solar son superiores. Pero de 2020 en adelante se espera que la eólica, marina e hidroeléctrica estén en los 4 ¢ / kWh o menos.
Como comparación, el coste medio en Estados Unidos en 2007 de la generación de energía convencional y transmisión, fue de 7 ¢ / kWh, y las proyecciones son de 8 ¢ / kWh en el año 2020. La generación eólica, por ejemplo, cuesta lo mismo o menos que la que se hace a partir de una planta nueva de gas natural, o carbón y en el futuro se espera que la energía eólica sea la menos costosa de todas las opciones . El coste competitivo del viento ha hecho que sea actualmente la segunda fuente de energía eléctrica de las nuevas plantas de generación de Estados Unidos durante los últimos tres años, detrás del gas natural y por delante del carbón.
La energía solar tanto fotovoltaica como termosolar de concentración es, en estos momentos, relativamente cara, pero será competitiva antes de 2020. Un análisis cuidadoso realizado por Vasilis Fthenakis del Laboratorio Nacional de Brookhaven indica que en un plazo de 10 años, los costes de la fotovoltaica podrían colocar cerca de 10 ¢ / kWh, incluida la transmisión a larga distancia y el coste de almacenamiento de el aire comprimido para poder usarla por la noche. Igualmente, el análisis de las estimaciones de sistemas de solar termoeléctrica con suficiente almacenamiento térmico para generar electricidad 24 horas al día en primavera, verano y otoño, indica que se podría ofrecer electricidad a 10 ¢ / kWh o menos en esa fecha.
El transporte en un WWS Mundial estará determinada por las baterías o pilas de combustible, por lo que debemos comparar la economía de estos vehículos eléctricos con la de vehículos de motor de combustión interna. Análisis detallados hechos por uno de nosotros (Delucchi) y Tim Lipman de la Universidad de California, Berkeley, indicaron que la producción en masa de vehículos eléctricos con baterías avanzadas de iones de litio o las pilas de metal-hidruro de níquel, podrían tener un coste por milla o km a lo largo de su vida (incluidos los reemplazos de batería), comparable a la del vehículo de gasolina, cuando la gasolina se venda a más de 2 dólares por galón.
Cuando se tienen en cuenta los llamados costes externos (el valor monetario de daños a la salud humana, el medio ambiente y el clima) de los combustibles fósiles en el transporte, las tecnologías WWS son aún más competitivas.
El coste de construcción general de un sistema WWS podría ser del orden de 100 billones de dólares en todo el mundo, en unos 20 años, no estando incluidos los costes de transmisión. Pero esto no es dinero repartido entre todos los gobiernos o los consumidores. Además esta inversión se reembolsa a través de la venta de electricidad y energía. Y una vez más hay que recordar que, si dependemos de las fuentes tradicionales, supondría pasar de 11.5 a 16,9 TW, lo que requeriría miles más de estas plantas, con un coste de aproximadamente 10 billones de dólares, sin mencionar las decenas de billones de dólares más en salud, medio ambiente y seguridad. El plan WWS da el mundo un sistema nuevo, limpio y eficiente de energía en lugar de un antiguo, sucio e ineficiente.

Voluntad política

Nuestros análisis sugieren firmemente que los costes de WWS serán competitivos respecto de las fuentes tradicionales. Mientras tanto, ciertas formas de energías WWS serán significativamente más costosas que la energía fósil. Alguna combinación de WWS, las subvenciones y los impuestos sobre el carbono, por tanto, serán necesarios durante un tiempo. Un tipo de prima a la producción Feed-inTariff (FIT) para cubrir la diferencia entre el coste de generación y el precio al por mayor de la electricidad es especialmente eficaz en la ayuda a las nuevas tecnologías renovables. Combinando las FIT con una llamada subasta de venta a precios decrecientes, en que el derecho a vender energía al sistema se concede a los postores más bajos, proporciona un continuo incentivo para los desarrolladores de WWS a disminuir los costes. Mientras esto sucede, las FIT pueden ir reduciendo progresivamente. Las FIT han sido implantadas en gran un número de países europeos y en algunos Estados de EEUU y han tenido bastante éxito en estimular la energía solar en Alemania.
Grabar los combustibles fósiles o su uso para reflejar sus daños ecológicos también tiene sentido. Pero, como mínimo, las subvenciones a la energía fósil, como el impuesto sobre beneficios para la exploración y extracción, deben ser eliminadas para igualar el partido. Una promoción equivocada de las alternativas menos deseables tales como subsidios agrícolas y la producción de biocombustibles, debe terminar porque retrasa la implantación de sistemas más limpios. Por su parte, la elaboración de políticas adecuadas por parte de los legisladores, debe encontrar maneras de resistir la presión que se producirá por parte de las actualmente establecidas industrias de la energía.
Por último, cada nación debe estar dispuesto a invertir en un sistema de transmisión sólida y de larga distancia que pueda transportar grandes cantidades de energía de la WWS de las regiones remotas donde a menudo es mayor, como en EEUU las Grandes Llanuras en el caso del viento y el desierto del Suroeste para la energía solar, los centros de de consumo, por lo general en las ciudades. Reducir la demanda de los consumidores durante periodos pico también requiere una red inteligente que de a generadores y consumidores mucho más control sobre el uso de electricidad por horas.
Viento a gran escala, agua y un sistema de energía solar fiable pueden suministrar significativamente las necesidades del mundo, del que se beneficiará el clima, la calidad del aire, la calidad del agua, la ecología y la energía. Como hemos demostrado, los obstáculos son principalmente políticos, no técnicos. La combinación de las FIT más los incentivos para los prestadores de servicios a reducir los costes, la eliminación de subsidios a las energías fósiles y una red eléctrica inteligente bastante ampliada, podrían ser suficientes para garantizar una implantación rápida. Por supuesto, los cambios en el sistema de potencia y en las industrias de transporte originarán inversiones superiores a las existentes en infraestructura que serían irrecuperables.
Pero con políticas sensatas, los países podrían establecer un objetivo de generación de 25 por ciento de su nuevo suministro de energía con fuentes WWS en 10 a 15 años y casi el 100 por ciento de la nueva oferta en 20 a 30 años. Con políticas más agresivas, teóricamente podría retirar toda la capacidad existente de combustibles fósiles y reemplazado en el mismo periodo, pero de una forma más modesta, probablemente el reemplazo completo del sistema, a un No Fósil, puede durar entre 40 a 50 años. De cualquier manera, un liderazgo claro es necesario, o las naciones continuarán utilizando tecnologías promovidas por las industrias en lugar de las promovidas por los científicos.
Hace una década, no estaba claro que un sistema global de WWS sería técnicamente o económicamente viable. Al haber demostrado que es posible, esperamos que los líderes mundiales pueden averiguar cómo poder hacer que las WWS sean políticamente factibles. Pueden empezar por comprometerse a alcanzar objetivos de reducción de emisiones para frenar el cambio climáticoy promover las energías renovables.


Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Energía del futuro (I)

Energía del futuro (I)

El Mercosur es el bloque que presenta las asimetrías estructurales más grandes del Continente. El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil, por ejemplo, es 94 veces el de Paraguay, 31 el de Uruguay y 2,2 veces el de Argentina.

 
ABC Digital
Energia del futuro (I)
Ing. Luis María Fleitas Vega
En segundo lugar se ubica a la Comunidad del Caribe (Caricom) donde el PIB en Trinidad y Tobago es 36 veces el de Saint Kitts, 13 veces el de Surinam y casi 10 veces el de Guyana. La Comunidad Andina (CAN) ocupa el tercer lugar de las subregiones con asimetrías pues el PIB de Colombia es 12 veces el de Bolivia, 5,8 veces el de Ecuador y 1,7 veces el de Perú.   

Según un estudio, "El estado de la planificación energética en Bolivia", elaborado por el especialista Juan Carlos Guzmán, las políticas energéticas practicadas en dicho país han ocasionado que el 70% de la producción energética esté destinada a la exportación y que la matriz primaria del país (94%) se concentre en energéticos altamente contaminantes, o sea, no renovables.

Además la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energías (CBHE) advirtió que los campos petrolíferos que son explotados en el país se agotaran en cinco años.   

Las importaciones que la Argentina concretará a lo largo de 2011 de gas natural y licuado, fueloíl, gasoíl y otras fuentes de energía arrojarán, tras descontar exportaciones de combustibles, un déficit comercial de 3.000 millones de dólares". La Argentina tenía en 2006 un saldo comercial positivo para el sector energético de 5.600 millones de dólares y terminará 2011 con un saldo negativo estimado de US$ 3.000 millones, que crecerá en precio y cantidad en los próximos años", afirmó el documento suscripto por ocho ex titulares de la cartera de energía entre 1985 y 2003. Son Emilio Apud, Julio César Araoz, Enrique Devoto, Roberto Echarte, Alieto Guadagni, Jorge Lapeña, Daniel Montamat y Raúl Olocco.   

Por otra parte, existe un enorme potencial para una mayor utilización de nuevas fuentes de energía renovables: pequeñas plantas hidroeléctricas, energía eólica, solar, geotérmica, biogás, biomasa, biocombustibles y otros que no están siendo explotados. En la actualidad, estas tecnologías de producción de energía renovable (sin considerar las grandes centrales hidroeléctricas) contribuyen con solo 2,5 a 5% de la capacidad instalada existente en los países estudiados.   

Sin embargo, en Paraguay el 99% de la energía eléctrica consumida es renovable. Exportamos el 85% de esta savia del desarrollo en la región, pero el aporte al PIB es mínimo. Del consumo total energético, 53% aún corresponde a la leña y al carbón vegetal. Nuestro país posee el consumo de electricidad per cápita más bajos del Mercosur y es el menos industrializado de la región. Un doloroso 32% de la demanda final de energía corresponde a derivados del petróleo, del cual un 70% (23% del total) corresponde a combustible del transporte de pasajeros, de carga, de la maquinaria agrícola y de la construcción. Del combustible fósil, 73% es gasoíl, lo que representa una demanda anual de 1 millón m³ (MIC-2008), totalmente importado, lo que, por último, significa una erogación superior a los 700 millones de dólares/año (Axel Benítez, CEBH).   

En cuanto a los ingresos regionales, el canal de Panamá aporta el 30% del PIB a dicho país. El gas natural aporta el 40% del PIB de Bolivia; mientras que la energía eléctrica representa apenas el 10% del PIB de Paraguay, a precios actuales. A precios de mercado representaría del 30 al 40%.   

Detrás de este panorama lleno de nubarrones se vienen otras inclemencias que presagian una tormenta social mayúscula, especialmente en Paraguay y Argentina. Esto, a su vez, acarreará más pobreza regional, más exclusión social y, consecuentemente, más problemas políticos. Luego la pregunta del millón: ¿qué hacemos?   

En esta serie que iniciamos hoy me gustaría ser optimista y proactivo usando aquella máxima inmortal de Gandhi: "Primero ellos te ignoran, más tarde se ríen de ti, luego te hacen la pelea; entonces tú ganas la batalla".

El gran anhelo es ganar la guerra a la crisis energética regional usando energías limpias, baratas y abundantes; logrando esto llegaremos al desarrollo, lo que significa: más empleo, menos motochorros, menos muertes en las calles y hospitales, menos invasores profesionales, menos hambre, ignorancia; en otras palabras, menos pobreza y más dignidad.

Dispar

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil, por ejemplo, es 94 veces el de Paraguay, 31 el de Uruguay y 2,2 veces el de Argentina.

Inferior

Nuestro país posee el consumo de electricidad per cápita más bajo del Mercosur y es el menos industrializado de la región.

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile